¿Por qué las alcantarillas son redondas?

Todo en esta vida tiene un motivo de ser, nada surge al azar. Por eso la vida está repleta de curiosidades que quizás no conozcas. El ámbito de la fontanería también está lleno de curiosidades que la mayoría de persona desconoce o que simplemente nunca se han interesado en ellas por aquello de que “siempre ha sido así” y pocas son las personas que se preguntan el porqué de las cosas. En ese sentido, una de las dudas más comunes es ¿Por qué las alcantarillas son redondas? ¿Por qué son así y por qué no son cuadradas? ¿Acaso su forma circular les otorga una ventaja o beneficio?

La mayoría de nosotros no presta atención a esos aspectos de la vida. Sin embargo, aunque creas que conocer por qué las alcantarillas son redondas carece de importancia, te sorprenderías al saber lo útil que puede ser esa información para sobreponerse ante cualquier urgencia que tenga que ver con las alcantarillas. De hecho, saber por qué los semáforos tienen esos distintivos 3 colores y no otros, o por qué los taxis son de esos colores, no son nutren nuestro lado más curioso, sino que nos hace aprender datos históricos que han sido muy determinantes para el desarrollo y evolución de la humanidad como hoy en día la conocemos.

Volviendo a las alcantarillas, en la mayor parte del mundo y en casi todas las localidades a nivel internacional, las alcantarillas son redondas, aunque existen sus notables, pero minoritarias excepciones. Decidir si la alcantarilla será redonda o no es decisión entera del personal de la localidad encargado de realizar todas las obras de fontanería de la misma, no obstante, la decisión más hegemónica, más redundante y más lógica de la historia ha sido utilizar siempre alcantarillas redondas, pero… ¿Por qué?

Razones por los cuales las alcantarillas son redondas

Aunque la decisión de que las alcantarillas sean de un color u otro, sea de una forma u otra, pase por el análisis de un personal especializado, cabe resaltar en primera instancia que estas decisiones no se tomen a partir del mero capricho, sino de todo un análisis matemático previo. Así es, las matemáticas son importantes para todo en la vida y, el ámbito de las alcantarillas no es la excepción. Si la predominancia dicta que las alcantarillas deben ser azules y redondas, entonces es debido a que existe una razón lógica y matemática para que eso sea así.

Evidentemente cuando hablamos de alcantarillas no nos referimos nada más que a las alcantarillas comunes que todas las ciudades tienen y que nosotros vemos cuando vamos caminando o las pisamos cuando vamos en el coche. Se podrían considerar otros tipos de alcantarillas, pero en lo consecutivo sólo haremos referencia al tipo común de alcantarilla. Ahora sí, adentrándonos en el tema, más allá de reconocer que la razón que las alcantarillas sean redondas es matemática, también es necesario explicar que son así ya que esa geometría permite que la tapa no se caiga al agujero ¿Comprendes? No te preocupes, en seguida argumentamos nuestras palabras.

La elección de que las alcantarillas sean redondas se basa en que las circunferencias son las únicas figuras geométricas cuya distancia entre dos puntos de su borde siempre va a ser la misma, mídase donde se mida. Por ende, la forma redonda de la tapa hace que el radio de la alcantarilla sea igual en cualquier punto y, por consiguiente, es imposible que la tapa en algún momento se desvíe y caiga. En contraste, si una tapa fuera cuadrada existe la mínima posibilidad de que si se ubica mal pueda caerse directamente al fondo de la alcantarilla.

Analizando la circunferencia de la alcantarilla a nivel matemático

Según lo explicado anteriormente, por más que intentemos cambiar la posición de la tapa e intentemos moverla para que encaje y caiga adentro de la alcantarilla, simplemente será imposible ya que el diámetro simétrico de la alcantarilla y de la tapa lo impiden. De hecho, puedes intentarlo tú mismo, no con una alcantarilla precisamente, sino con la tapa de un envase redondo, y verás que será imposible introducir por completo la tapa por su condición geométrica. Así que, si no quieres que una tapa caiga al fondo de algo, lo mejor es hacerlo todo de forma redonda.

Pitágoras fue el primero de los humanos en reconocer toda esta teoría para la utilidad de la humanidad. Viéndolo desde el punto de vista totalmente opuesto, si utilizáramos una alcantarilla de forma cuadrada, la única diferencia que existiría con una alcantarilla de forma circular es el problema de la tapa; con la tapa circular no habrá riesgo de que la tapa se caiga a la alcantarilla, mientras que con la tapa cuadrada sí habrá riesgos de que se caiga. En las figuras geométricas cuadradas, la anchura no es igual en cualquier punto al igual que la distancia medida entre los distintos puntos del borde. Por eso, diagonalmente la tapa cuadrada podría caerse a la forma cuadrada de la alcantarilla. De ahí a que sea muchísimo mejor usar alcantarillas redondas a cuadradas o a cualquier otra forma geométrica.

La realidad en otro tipo de alcantarillas

Las alcantarillas centrales, de las que estamos hablando en este post, son tan profundas que ninguna persona se atrevería a buscar una tapa que caiga en ella. Por eso siempre deben ser fabricadas de manera circular. En cambio, en las ciudades nos podemos encontrar con otro tipo de alcantarillas que son de profundidad notablemente menor a las centrales, por lo que si cae algo dentro de ellas podremos sacarlo sin problemas. Ese tipo de alcantarillas, por razones estéticas, puede construirse de cualquier forma geométrica ya que la caída de la tapa no supone ningún tipo de riesgo o peligro.

No obstante, para evitar la caída de la tapa a la alcantarilla no sólo es preciso una forma redonda, pues también existe el triángulo de Releaux que actúa de la misma manera que lo hacen las circunferencias con sus anchuras constantes en todo punto.

Scroll al inicio
Call Now ButtonLLAMAR AQUI