Desatascos de fregaderos

Un atasco en los fregaderos tanto de viviendas particulares como de locales de hostelería o comercios entre otros, es algo muy habitual y suelen requerir cierta urgencia, por lo que es necesario tener siempre a mano el teléfono de un profesional que pueda realizar esta tarea cualquier día del año y a cualquier hora.

Un fregadero suele atascarse normalmente porque se arrojan por él desperdicios que debían tirarse en la basura convencional, así como por aceite usado, que al tirarse por el fregadero, forma una película que logra atrancar las cañerías. La cal del agua, de igual manera se va acumulando con el paso de los años consiguiendo taponar las tuberías.

En el momento en que se produce el atasco, lo primero que se viene a la mente es solucionarlo con algún remedio casero, aunque a veces lo único que hace es agravar este problema. El uso del desatascador de goma, de agua hirviendo o de productos vendidos en droguerías, puede que funcione de manera momentánea, pero en poco tiempo van a volver a aparecer los malos olores en el desagüe así como la lentitud en el mismo.

Por eso lo mejor es resolver de manera profesional la incidencia. Y es que un trabajador experimentado cuenta con todos los métodos necesarios para poder localizar el origen de la avería y solucionarla de una forma profesional, garantizando la desaparición del atranco y una vida más larga del mismo.