¿ CUANTO COBRAMOS ?

Hay muchas alternativas a la hora de mantener el estado del sistema de tuberias: fosas, alcantarillados, bajantes…, pero a la hora de hacerlo es importante contar con un buen equipo de profesionales que garanticen un precio asequible y las mejores opciones.

Precios aproximados de desatascos

Lo primero a tener en cuenta es que el precio puede ser diferente en función del lugar en el que sea necesario solventar el problema así como las herramientas y procedimientos que haya que seguir para conseguir solucionarlo de forma eficiente.

El precio será diferente si contratamos una empresa de desatrancos, de modo que vamos a saber cuáles son los puntos a tener en cuenta con el fin de poder estimar el precio en el caso de necesitar este servicio de poceria.

De forma aproximada, el precio de hacer uso de un servicio de desatrancos en zonas específicas como por ejemplo un fregadero, lavavajillas, lavadora o lavado, puede ser de entre 70 euros y 100 euros sin incluir los impuestos.

Por el contrario, en el caso de necesitar realizar una limpieza en una fosa séptica, el precio puede ser más elevado, situándonos en torno a los 200 euros o 300 euros más IVA, pudiendo variar si en función de las dimensiones de la fosa, o los posibles inconvenientes que puedan surgir y que provoquen un incremento en el tiempo y la dificultad del trabajo.

Si por el contrario necesitas contratar este servicio para un grupo más amplio, como es el caso de las comunidades de vecinos, la mejor alternativa es realizar un contrato que asegure todas las medidas de mantenimiento, de esta forma ahorrarás en costes al contratar los servicios de tu empresa de desatranques.

Urgencias en desatrancos

No hay que olvidar que, además del precio asociado, al contratar los servicios de una empresa de desatrancos en Alcala de Henares hay que tener en cuenta el servicio urgente, pues pueden surgir ciertos accidentes que requieren de un servicio de poceria. En estos casos la empresa priorizará este tipo de casos, ya sea retrasando los casos que no requieran urgencia e incluso trabajando a cualquier hora fuera de la jornada de trabajo.

Esto puede suponer un coste adicional para cubrir los costes en los que se incurren al tener que atender un caso urgente, aunque esto no incrementará demasiado el precio final.

Si el caso a atender se produce en un horario fuera del que corresponde al de trabajo, el sobrecoste pude situarse en torno al 50% o 100%, siempre teniendo en cuenta el tiempo empleado.

Si contratar los servicios en sábado o domigo, el sobrecoste puede ser del 100% sobre la tarifa normal.